Padres denuncian a sus hijos por malos tratos.

(A partir de un noticia publicada en Sur, del 5/11/2012. LAS DENUNCIAS A HIJOS MALTRATADORES PROCEDENDE FAMILIAS ACOMODADAS: http://www.diariosur.es/v/20121105/malaga/denuncias-hijos-maltratadores-proceden-20121105.html)

Desde el "discurso social" se insiste que el fenómeno de la violencia en el hogar como en la escuela,  o dicho de manera más  amplia, en la sociedad,  se debe a cómo se estructura el sujeto. Se interroga si  esto ocurre en la familias desestructuradas o también en familias bien organizadas.  Se sorprenden cuando se enteran que las denuncias interpuestas en Málaga por progenitores víctimas de malos tratos a manos de sus hijos,  proceden de familias de  clase media o alta, según fuentes del  Juzgado de Menores de esta Capital.

Es curioso, pero por una vez y aunque sea en parte, el “discurso social” lleva razón: el sujeto se estructura desde ese otro que es,  mamá y papá.  En donde ya no estamos de acuerdo es, en lo que entiende ese “discurso social”  por familia estructurada y sus efectos y familia desestructurada, en sus términos, familias de clase media o alta y familias marginales o desestructuradas.

Es posible que estas últimas familias sufran el mismo déficit  en la tarea estructurante del sujeto, pero ese déficit no tiene que ver directamente con el nivel social ni con el nivel económico de la familia. Podemos encontrarnos con familias,  tal y como la entiende el DS de clase media o alta en donde la estructura básica del grupo es débil o nula porque falla en su cimentación mas determinante: el lugar que ocupa la madre, el lugar que ocupa el padre, el lugar del hijo.

La familia es un efecto de la cultura. En su origen más primero y elemental había madre y había prole, el padre que hoy conocemos no existía. La prohibición del incesto, la necesidad  de retener al macho, de constituir un grupo, una tribu, fue llevando a que con el decurso de la civilización, el varón permaneciera vinculado a su grupo.  Un aporte esencial en esta dirección, son las religiones monoteístas, otorgando un valor fundamental  al vínculo conyugal y familiar. Una de ellas, preocupada más que las otras dos en cómo hacer para retener al varón, acepta la poligamia: un hombre, muchas esposas, muchos hijos.

Y este es, a mi modo de entender el aspecto esencial de este problema con el que hoy nos encontramos. La organización del grupo familiar ¿funciona, cómo funciona o  falla más de la cuenta?. La madre y el padre en un grupo son lugares, fundamentales para saber dónde se pone el otro. Si esos dos personajes fundantes, no tienen claro dónde están, para qué están, cual es su función, qué tienen que hacer con ese otro, con ese hijo, nos encontraremos diciendo lo que Freud ponía en boca del recién nacido: “en manos de quien  habré caído”.

No puede ser que lo padres de hoy día no sepan qué hacer con sus hijos.  Creen que amarlos es colmar sus necesidades primero y sus deseos después; que tienen que evitar que sufran; solucionar todas sus dificultades, sus problemas; que no les falte de nada; que me coman y estén gorditas/os. Hoy los padres temen a sus hijos, cuando antes eran los hijos los que temían a sus padres, lo cual era lógico ya que la desproporción de fuerzas es grande. Para quererlos se tienen que convertir en colegas, amigos, confidentes, cuando los hijos eso lo buscan por su cuenta. Muy pronto, con meses, escasos  años, los hijos se dan cuenta que mandan y que sus padres están para servirles.

La tarea, la educación, ¿Cuándo empieza..?, cuando nacen. ¿Imponemos o consensuamos..?. Los hijos están para que mientras crecen, nos hagamos cargo de ellos, en consecuencia, pensando que es lo mejor para ellos les vamos imponiendo nuestra ideología, nuestros hábitos, nuestros gustos, nuestras decisiones, nuestra religión. Educar es imponer y choca con la naturaleza de los impulsos. La convivencia es una tarea de sometimiento del individuo, hemos de ayudarle a renunciar, a aceptar las frustraciones, a tolerar la espera, que no es el único, que ha de contar con los demás.

Esos hijos que maltratan a sus padres, lo hacen porque les han enseñado que ellos, los hijos son los amos y sus padres esclavos que trabajan para ellos. Cuando llegan a adolescentes, ya son mas altos, mas fuertes y si no consiguen lo que quieren de manera inmediata, amenazan y pegan, someten a sus padres, a sus maestros.  Ellos, los hijos comprenden que sus padres han renunciado a su autoridad y en consecuencia, se han apoderado de ella. Al denunciarlos a la autoridad social, los padres están reconociendo su impotencia, su dejación de autoridad que le confiere el ser padre/s.

¿A cambio de qué, tanta renuncia de los padres..? A que los hijos les quieran. No han comprendido que la tarea de ellos  es amar a sus hijos y ayudarles a crecer, para que cuando se hagan grandes, 14 años  antes, 18 ahora, se vayan y organicen su propia vida. La misión de los padres no es que los hijos les amen, es educarlos, que sean personas de bien, autónomos, libres y responsables. Esto solo se consigue, si el padre ocupa su lugar de padre, la madre el suyo el de madre y el hijo, el tercero excluido, el suyo propio, el que le habilitará para la vida.

La violencia es el desorden, los lugares cambiados, hemos perdido los papeles. Recuperemos nuestro sitio.

 

Patricio Olivera Palacios. 5/11/2012. Málaga

Inicia sesión para enviar comentarios

Silencios Rotos

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Silencios Rotos E.F.V. Nº 9 de MUJERES DE ANNA O.

Erase una vez una princesita pequeña y preciosa que vivía en un país encantado...

29-09-2014 14:39 Silencios Rotos

Silencios Rotos M.C.L.J. Nº 10 de MUJERES DE ANNA O.

Llegué a Anna O en un momento de mi vida en el que me encontraba muy mal. Me r...

29-09-2014 14:39 Silencios Rotos

Silencios Rotos EFC Nº 8 de MUJERES DE ANNA O.

Nací hace 24 años. Tengo dos hermanos, uno mayor que yo dos años y otro cuatro...

29-09-2014 14:39 Silencios Rotos

Silencios Rotos B.D.P. Nº 7 de MUJERES DE ANNA O.

Si tuviera que hablar sobre mi vida no sabría cómo empezar, pero ya puesta…mi ...

29-09-2014 14:38 Silencios Rotos

Silencios Rotos E.M. Nº 6 de MUJERES DE ANNA O.

Entré en el grupo de jóvenes cuando tenía 20 años, ahora tengo 24 y soy volunt...

29-09-2014 14:35 Silencios Rotos

Silencios Rotos R.A. Nº 5 de MUJERES DE ANNA O.

Nací el 6 de Junio de 1956 en una familia humilde con muchos hermanos, muchas ne...

29-09-2014 14:35 Silencios Rotos

Destacados