SUJETOS DEL REVÉS ( parte I)

Ya se está hablando del éxito de la última película de Pixar Inside Out, o como se conoce en España: Del Revés. Se ha oído mucho sobre su propuesta de explicar cómo funciona la mente humana…

¡Menudo desafío se han buscado guionistas, productores y creativos de Pixar!

Con todo lo que se ha dicho sobre el film, fui al cine invadida de cierta aprensión, basada en la idea preconcebida de que al ser una película norteamericana sugiriese un modo demasiado utilitario de cómo funciona el psiquismo, una modalidad muy a la American Way of Life. Me refiero a cierta manera de pensar al individuo  propia de las sociedades de consumo, esas que venden y publicitan que todo sujeto humano es –o lo que es peor, que debe ser!- 100% dueño de sí mismo: capaz de autocontrolarse, autoanalizarse, autoconocerse, autoresolver sus problemas... a tal punto que con tanto Auto podría decirse que cualquier parecido con la industria automotriz norteamericana, aquella que fue marca de la sociedad de bienestar y estilo de vida, no debe ser pura coincidencia. Tomando el modelo de Ford, por ejemplo, quizás no sea inocente que en nuestra era de capitalismo salvaje se venda que es mejor ser poseedor de un Yo fuerte y resistente, ¿acaso el éxito de  Ford no es  el  enorme tamaño de sus carcasas y la mayor potencia de sus vehículos que los vuelven capaces de todo?

El desarrollo de la industria y la tecnología invade ahora el terreno del ser humano. Bajo el lema del Transhumanismo se promete transformar la condición intrínseca del humano perfeccionándolo tanto a nivel físico como psicológico. El objetivo de este nuevo “movimiento cultural e intelectual” no es otro que el de vencer las limitaciones humanas de la mano de las nuevas tecnologías, incluida la limitación más grande que existe en la vida: la Muerte. Hoy en día las grandes inversiones norteamericanas y del resto del mundo andan por ahí, buscan extender la vida -o suspender la muerte- y aunque algunas mentes brillantes como la de Stephen Hawking advirtieron sobre los riesgos que la inteligencia artificial supone para la subsistencia humana, bien es sabido que no hay peor sordo que el que no quiere oír

Hay que decir que las teorías psicológicas norteamericanas, actualmente extendidas a nivel mundial tan salvajemente como el capitalismo, no quedan exentas de todo esto. La mayoría de ellas se basan en un modelo de individuo que niega la existencia del inconsciente (o subconsciente, como lo llaman en los Estado Unidos) diseñando un ser humano práctico cuyos conflictos -en caso de que existan- quedan reducidos a malas percepciones de la realidad, emociones negativas que hay que convertir en positivas, y conductas erróneas que hay que erradicar o reeducar para asegurar un buen funcionamiento psicológico; entendiendo además éste último como la obtención de un estado de máximo bienestar y/o felicidad.

La transmisión de estas teorías, unidas a ciertas interpretaciones erróneas y un desconocimiento profundo de sus verdaderos orígenes son causa de una tremenda confusión entre la gente. Tan es así, que algunos sujetos llegan a la consulta tan perdidos y angustiados que demandan del psicólogo que les diga aquella palabra (mágica) que haría desaparecer la pena. Cuando esto ocurre, es evidente que para estos sujetos las penas desaparecerían oprimiendo una especie de Botón de Reset que ellos por sí solos no encuentran, como aquel que reinicia el ordenador cuando éste empieza a fallar o no funciona como deseamos.

Los  inherentes conflictos existenciales del hombre están demodé, ahora lo que se lleva es el H+ (abreviación del transhumanismo), una nueva condición humana a la que se le pueden agregar tantos pluses como apetezca.

Con todo lo que se cuece, comprenderán mis  inquietudes ante el hecho de que la película de Pixar, la compañía estadounidense de animación más taquillera de los últimos tiempos, intente explicar el funcionamiento de la mente humana o lance su modo de entender las emociones.

Debo decir muy gratamente que me he llevado una sorpresa al encontrar no sólo una película entretenida, inteligente y creativa, sino también bastante crítica a este modo tan actual de concebir el estado de alegría y placer que son enaltecidos por encima de todo.

Merece la pena ir a verla e intentar pensarla un poco, no quedarse en la superficie de las cosas. Conviene aclarar al futuro espectador que se trata de una fantasía, con lo cual no hay que buscar en ella un esquema para entender cómo funciona el psiquismo y mucho menos  las contradicciones internas que cada uno atraviesa en esto de vivir, aquellas que insisten más allá de los avances tecnológicos. Se objetará la torpeza en la comparación, pero con tanto jaleo transhumanista y esa especie de complejo de máquinas que tanto se escucha hoy en día, prefiero disipar los  ideales que la publicidad engañosa va esparciendo por ahí.

Cecilia Alejandra Cortés

Psicóloga clínica - Fundación Anna O.

Sitio Web: www.fundacionannao.org
Inicia sesión para enviar comentarios

Silencios Rotos

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Silencios Rotos E.F.V. Nº 9 de MUJERES DE ANNA O.

Erase una vez una princesita pequeña y preciosa que vivía en un país encantado...

29-09-2014 14:39 Silencios Rotos

Silencios Rotos M.C.L.J. Nº 10 de MUJERES DE ANNA O.

Llegué a Anna O en un momento de mi vida en el que me encontraba muy mal. Me r...

29-09-2014 14:39 Silencios Rotos

Silencios Rotos EFC Nº 8 de MUJERES DE ANNA O.

Nací hace 24 años. Tengo dos hermanos, uno mayor que yo dos años y otro cuatro...

29-09-2014 14:39 Silencios Rotos

Silencios Rotos B.D.P. Nº 7 de MUJERES DE ANNA O.

Si tuviera que hablar sobre mi vida no sabría cómo empezar, pero ya puesta…mi ...

29-09-2014 14:38 Silencios Rotos

Silencios Rotos E.M. Nº 6 de MUJERES DE ANNA O.

Entré en el grupo de jóvenes cuando tenía 20 años, ahora tengo 24 y soy volunt...

29-09-2014 14:35 Silencios Rotos

Silencios Rotos R.A. Nº 5 de MUJERES DE ANNA O.

Nací el 6 de Junio de 1956 en una familia humilde con muchos hermanos, muchas ne...

29-09-2014 14:35 Silencios Rotos

Destacados